200 Daniel & Karen

Cuando apreciemos la luz de alguien, por más lejos que este, por más tiempo que tengamos de no verle; cuando estemos en un momento oscuro y con solo su voz, sus palabras o incluso su recuerdo nos saca de ahí, no dudemos en darle un espacio en nuestra vida, o mas bien, todo el espacio que amerita. Hay personas que por sí solas brillan y otras que nos hacen brillar o sacan lo mejor de nosotros. Eso es un regalo que muy pocos tienen y también que muy pocos vemos en sí mismos. Si es de los o las afortunadas en tener haber encontrado esa luz de persona, nunca la apague mintiendo, apartando o maltratando, más bien motive a que siga brillando y a lo mejor un día usted causará ese efecto en alguien más. Y así bajo rayos de luz, en una de las estructuras más simples pero a la vez más bellas de San José, Daniel y Karen brillaron con su beso. Casa del Cuño, Antigua Aduana, San José

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s