209/365 Stephanie & Fran

Muchas veces las despedidas tienen un tono gris, amargo; ese sinsabor que nos deja el último adiós, la última llamada, el último beso. Otras veces, una despedida es necesaria, cuando nos damos cuenta que alguien solo cosas negativas agrega a nuestra vida, cuando no nos demuestran ni la atención ni el interés que le dedicamos; en ese caso es por nuestra salud emocional y es necesaria para dar espacio a quien si lo vale. Y también están las despedidas definitivas, cuando perdemos a alguien en este plano físico, son las que duelen por mucho tiempo y son las más difíciles de sanar; son esas que cuando nos golpean nos recuerdan lo inmenso que es vivir, compartir, aprovechar los minutos que podemos pasar al lado de alguien. No nos olvidamos de las personas cuando están ausentes, solo cuando dejamos de pensarlas y extrañarlas. Un día gris puede llenarse de color al lado de un ser especial, desde esa persona recién conocida hasta la amiga de años, Stephanie y Fran son un buen ejemplo de ello. Si extraña a alguien hoy, llámele, dígaselo, no dejemos que pasen las oportunidades para después cuando ya puede ser tarde. [Tibás, San José]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s