242/365 Dayanna y Marco

Hay un deseo que alimenta la conciencia humana, que perpetua los instintos más primitivos y nos hace vulnerables. Ese deseo que tiene todas las de perder desde el mismo momento en que nacemos. Vivamos al limite, llenando cada día de experiencias porque por más pequeñas que parezcan hoy, mañana podrían ser una gran historia. Riamonos hasta llorar, corramos sin importar caernos, besemos sin pensar en despedidas; siempre hay algo que nos va costar, lo fácil no se queda en la memoria. Gracias por el momento a Dayanna y a Marco, fue de ustedes pero ahora también es del mundo. [Bulevar Chino, San José]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s