250/365 Katherine & Marco

Cada cuento moderno debería empezar con un “Había muchas veces” y terminar con “Muchos finales felices” sin esperar una eternidad por ese príncipe en un corcel Mazda ni por esa princesa vestida de Prada. Al final de todo, hay más ogros amargados y brujas locas con mejores corazones. No fue en un castillo lleno de súbditos, pero Katherine y Marco disfrutaban su propio cuento de hadas. [Bulevar Avenida Central, San José]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s