266/365 Alondra & Oscar

Y empecé a caer en la inconsciencia de admirarte en silencio. De enredarme en tu cabello sin tocarlo, de sentir las nubes sin rozar tus labios. De escribir como si con palabras pudiera vencer el solo anhelo de tenerte, de abrazar tus abrazos y acariciar tus caricias. A desnudar tus fortalezas solo para protegerte, a jugar de estar lejos solo para acercarme. A fingir que nada me importa mientras voy perdiendo la razón y mi cordura se va dando cuenta de que no está preparada para alguien como usted. Y algo más conscientes, pagando con su razón a la entrada, de la mano y con un beso, Alondra y Oscar tuvieron una mágica función. [El Lobo Estepario, San José]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s