276/365 Mafe & Marco

Cuando veas a la luna sonriente y no me tengas en tu mente porque preferiste lo corriente, te complaceré ciegamente. Te embriagaré lentamente como el aguardiente en tu vientre y no delicadamente beberé de tu torrente. Como en un sueño recurrente me meteré en tu mente, ausente entre la gente, candente y paciente. Y para cuando te hagas creyente, vagamente te extrañaré pues será en otra mente, donde yo jugaré eternamente. Y lentamente también empieza a meterse el invierno, empiezan los días pero sobretodo las noches, para pasarla bien con alguien, como Mafe y Marco. [Barrio Otoya]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s