322 Daniela & Osmar

No es el clima ni las noches lluviosas donde el viento canta y adormece. Tampoco es que mi soledad se descuide y me haga extrañarte; ni que la cama esté vacía y no haya cambiado la cerradura. No es que tema reducir tu recuerdo o que no sepa qué hacer con las manos vacías; no es que amarre respuesta a esa pregunta que nunca hiciste. Es solo la insinuación de volver a ser tonto, de lanzarme al horizonte, hacia la duda infinita y a un lado de la razón. Sin dudas y sin razones tal vez tropezamos más pero también aprendemos a esquivar huecos; en medio de los apurados me tropecé con Daniela y Osmar, y de pronto parecía que ni el sol tenía prisa en ocultarse. Avenida Segunda, San José

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s