328 Jazmín & Gabriel

No fueron sus ojos perfectamente delineados por la naturaleza, ni sus formas que parecían obsequio del Olimpo, o ese perfume que invitaba romper “el ver y no tocar”. Ni siquiera su sonrisa, destinada a otros pero que cautivaba hasta al más de los distraídos -y me incluyo- tampoco la tinta de sus tatuajes, que hicieron ver ridículos mis instintos carnales. Fue el binomio de apatía e irreverencia lo que cautivaron a estos ojos excluyentes, al radar que detecta siempre algo malo. El choque de miradas fue minucioso y me desnudó antes de parpadear, perdí una batalla sin ni siquiera haber usado algún arma de seducción; fue tan rápido y tan lento que esa herida aún no duele pero ansío sentirla. A todos nos gustan los vochos, pero más los besos creo, gracias a Jazmín y a Gabriel por complementar ambas en una foto. Avenida Central, Heredia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s