330 Ángela & Byron

He empezado a mirar las horas a contrarreloj, a pensar que los cumpleaños restan vida, que las oportunidades son cómplices del destino. He dejado de pensar en lo que no pasó del primer intento, que los momentos fáciles solo llenaron vacíos aún más fáciles; que las canciones se quedan pero las letras cambian; que a falta de abrazos los abrigos ya no guindan tanto en el ropero. He estropeado más finales felices que fracasos en la vida real; abierto más heridas y roto más espejos que burbujas en el aire. También he olvidado los primeros besos que tuve porque ya les di el último; sin embargo, aún no he ajustado la hora para nuestra primer cita, aún salgo con abrigo durante los días nublados y tampoco he comenzado a escribir nuestro cuento, porque estoy seguro que aún no me he encontrado con tus labios. Quienes sí lo hicieron y hoy sin planearlo lo revivieron, fueron Ángela y Byron, aportando el beso 330 en el lugar de su beso 1. Iglesia Nuestra Señora de la Soledad, San José

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s