341/365 Eunice & Fabián

Ciego o no, mucho menos o más inseguro, no lo sé. Fue ese instante donde el valle de estar juntos simplemente se dibujó. Ella sí, yo no, o al revés, nadie se acostumbró, pero lo sentimos. Si fuera pintor serían abstractas mis obras, si fuera cantante solo sonaría el sabor de su piel, nunca me acostumbraría a andar a ciegas sin saborear. No tengo una sola razón para escribir, pero me dejo ir por todas, soy prisionero, por una muestra, por una probada. Y vos, habitualmente despiertas pero, distinta, lo sé, lo siento, ni siquiera fuiste mía, pero si había frío me extrañaste y si hacía calor me pensaste. ¿Qué sería esta vida de ser sinceros, de ser lo que imaginamos, de ser solo extraños coincidiendo? Gracias a Eunice y Fabián por desviar un poco su ruta, ahora su beso es compartido por más que un par de gatos. [Café Miel, San José]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s