344 Mariana & José María

Mirando fijamente la pared, noche a noche me descubro pensando aleatoriamente, sumido en el vals cósmico, el detalle de la inconsciencia. Como si me desangrara por dentro, recurro a la transfusión de tu recuerdo, ese veneno que fluye por tus venas y se dispara en miradas, en palabras, en cada respiro que brota de tu pecho. Últimamente me encuentro manejando mejor el miedo de perderte, de no encontrare, de perderme o de encontrarme mirando la pared mientras me miras; por eso quiero desaprender lo aprendido y dejar de sentir sensaciones repetidas, empezar a tener mala memoria. Tardes memorables las que hacemos sin planear, esas que uno no quiere sacarse de la memoria nunca; no si si gano planes para Mariana y José María, pero por lo menos acá, quedará en la memoria. Templo de la Música, San José

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s