361/365 Kirë & Brandon

Ella es diferente. Como un verano sin sol y una tarde fría de invierno sin lluvia. No podría describirla como perfecta, es más una oruga sin salir de su capullo. Va sola gritando autonomía de amor, clamando atención sin mesura, no sabe distinguir de un halago a un insulto, ya ni se sonroja. Tropezándose en sus propios cordones, los hombres son chaparrones en su vida, y ahí va mojándose con la sombrilla en la mano; a veces mira las luces que refleja un buen camino, pero prefiere subirse en lujosos trenes sin alma. Yo tampoco sé distinguir entre lo que ella merece y lo que yo tengo, entre decirle que el amor duele como la vida misma o decirme a mí mismo que la vida duele menos sin amor. Subiendo y jugando con la luz, más cerca del final, con Kirë y Brandon. [Edificio Steinvorth]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s